“No es momento de ser lamprea” por Miguel Aguado

Miguel AguadoEn una reciente comparencia del Director General de Telemadrid en la Comisión de Control de Telemadrid y Onda Madrid en la Asamblea de Madrid, comisión en la que soy Portavoz por parte del Grupo Parlamentario Socialista, justificó este el modelo de privatización de nuestra televisión pública como una adaptación a la situación económica del país; y para ello usó la siguiente cita del naturista Charles Darwin:

“Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio.”

 Mi respuesta y la reflexión que realicé es la base de mi artículo, me explico:

El animal que quizás mejor se adaptó al cambio puede ser la lamprea, un animal que ha conseguido adaptarse a todo y que tiene 500 millones de años de historia. Vive, generalmente, en el fango y se mueve bien en esos entornos. Pero tiene una característica que me llama la atención, es uno de los animales más tontos. Supo adaptarse si, pero nadie quisiera ser una lamprea.

Es evidente que vivimos un momento muy difícil en nuestro país y en nuestra sociedad. Vivimos una crisis no sólo económica, sino de modelo de sociedad, de modelo económico, de valores éticos, morales, humanísticos, espirituales o como queramos llamarlo. Pero, al tiempo, debemos ver que es una oportunidad de cambio, de evolución, de revisión del modelo, de evolución sobre él. 

Hace más de 30 años España tuvo un cambio y una evolución ejemplar, se aprobó una Carta Magna que sirvió como marco de relación, desarrollamos un crecimiento económico, de innovación y de modelo de sociedad muy positivo. Se universalizaron la sanidad y la educación (por cierto con gobiernos socialistas) y muchas cosas más.

Hoy, las cosas han cambiado. Con una renta cuatro veces superior a la que teníamos cuando esto comenzó nos dicen que el sistema no puede mantenerse. Yo no lo creo, pero parece que es algo asumido. Es un momento de cambio, si; pero no todos apuntan en la misma dirección.

Si hiciésemos caso de la opinión del conservador, muy conservador, … pero que muy conservador Director General de nuestra tele regional lo que deberíamos hacer es plegarnos, escondernos, limitarnos a tratar de comer, en silencio y no pensar. Es lo que ese pensamiento define, desde su posición privilegiada por cierto, como adaptación a las circunstancias, es decir: conservadurismo en estado puro. Conservar lo elemental, lo básico, lo mínimo y no hacer más.  Otros pensarán por nosotros.

Yo digo NO. Creo que es ser momento no de estar quietos y encerrarnos en nosotros mismos, sino de pensar, trabajar por mejorar nuestra sociedad, nuestro entorno,… de buscar una evolución en nuestra sociedad. Sin miedos, sin versiones light, sino en profundidad

Una de las especies que mejor evolucionó fueron los homínidos, se adaptaron si, pero algunos a partir de erguir la cabeza, de tratar de ver que hay tras los matojos, empezó a utilizar herramientas, a usar su cerebro y crecer, evolucionar y tener algo fundamental: sentimientos. 

Tengo claro que es un momento de cambio real, aprovechemos la situación para evolucionar, para mirar por encima de la crisis, mirar el horizonte y tratar de  pensar y actuar. Cambiar y evolucionar. Cambiar todo lo que sea necesario cambiar. Yo lo llamo ReEVOLUCIÓN. ¿Se apunta Usted?, amigo lector, a pensar y evolucionar o ¿piensa que es momento de ser lampreas? 

 

Miguel Aguado Arnáez
DIPUTADO
Grupo Parlamentario Socialista
Asamblea de Madrid
 

“Derechos de ciudadanía y crisis en Madrid” por Javier López

Madrid, vive, durante tres ya largos años, una crisis económica, de origen especulativo, financiero, inmobiliario, pero que golpea a toda la economía, destruyendo empleo en todos los sectores.  Son ya 478.000 personas las inscritas en las listas del paro.  250.000 personas paradas carecen en Madrid de todo tipo de ayuda, prestación, o subsidio.

La crisis es utilizada por los sectores ultraliberales y neoconservadores para justificar recortes de gasto público y pérdidas de derechos sociales.  Sin embargo no podemos salir de esta crisis negando la esencia de nuestra convivencia democrática, la construcción de un Estado Social y Democrático de Derecho que figura en la Constitución.

El Foro Social de Madrid, compuesto por decenas de Organizaciones sociales madrileñas, acaba de presentar la Carta de Derechos de la Ciudadanía de la Comunidad de Madrid.  Organizaciones vecinales, de consumidores, de madres y padres, ecologistas, de cooperación, feministas, juveniles, sindicales, de inmigrantes, hemos decidido entrar en la campaña electoral para situar a los partidos políticos, a los responsables autonómicos, municipales, del Estado, ante sus responsabilidades de manejar el timón, en plena crisis, salvando a la tripulación y al pasaje y evitando el naufragio.

No nos conformamos con una campaña electoral frívola, centrada en la corrupción y en el tú más.  Queremos obtener pronunciamientos claros ante cada problema y ante cada uno de los derechos que reivindicamos.

El derecho al empleo. A un empleo estable capaz de asegurar unas rentas dignas para sostener nuestras vidas y la de nuestras familias.  El derecho a acceder a unas rentas cuando carecemos del empleo.  El derecho de cada ciudadano a una educación pública y de calidad.  A una sanidad pública gratuita y universal.  A que el reparto de las cargas fiscales sea equitativo con la riqueza que cada uno tiene.  A un medio ambiente saludable.  A la igualdad de oportunidades.  A la libertad de conciencia y de información.  A una vivienda.  A verse atendida en situaciones de dependencia. A un consumo responsable.

Sin embargo estos derechos se ven amenazados cada día con más intensidad.  Faltan 25.000 plazas en Escuelas Infantiles.  La Sanidad es entregada como la oportunidad de negocio al sector privado.  El paro se convierte en un mal estructural y sin salida.  La conciliación de la vida laboral y personal se convierte en un infierno cotidiano para millones de personas.  El derecho a la información topa con las concesiones a dedo de canales de TDT a opciones ideológicas sin profesionalidad alguna y bloqueando la libertad de información.  Telemadrid es un ejemplo de utilización de un medio público con fines partidistas.  La protección del medio ambiente se ve sometida a intereses personales y grupos de poder que ponen en cuestión la protección de espacios naturales como la Sierra de guadarrama.  Nuestros mayores y personas con discapacidad no encuentran respuesta al ejercicio de su derecho a verse atendidas en situación de dependencia.

La Carta de Derechos de Ciudadanía de la Comunidad de Madrid es una reivindicación abierta.  Es un NO y un BASTA a la vulneración de derechos.  Es un SI, un llamamiento a la responsabilidad de la política, para asumir su más noble papel de buscar soluciones a los problemas, uniendo y cohesionando a la sociedad, en torno a los derechos compartidos.

La degradación de la política, la corrupción, la crisis económica, no son los mejores escenarios para presentar esta Carta de Derechos, pero la ciudadanía y la sociedad no podemos esperar.  Entramos en campaña, para defender nuestros derechos.

Francisco Javier López Martín, Secretario General de CCOO de Madrid.