“Ganar el presente, con todos y todas, para ganar Madrid” por Rafael Gómez Montoya

Este fin de semana, los delegados y delegadas representantes de la militancia del PSM-PSOE decidirán seguir como estamos desde los últimos años, o bien apostar por renovar el partido en Madrid con un verdadero cambio en nuestras políticas, que no es otro que el que nos propone la compañera Pilar Sánchez Acera.

No es necesario incidir en nuestra situación actual como organización política en Madrid, a la vista están los resultados y la situación en la mayoría de las agrupaciones. Pero ni los militantes en el PSM ni la ciudadanía entenderían que no se produjera un cambio tan necesario como urgente, con el máximo respeto a la labor realizada estos 5 años por el compañero que hasta ahora ocupa la secretaría general.

Pilar Sánchez Acera nos propone conectar con la realidad de la ciudadanía, abrir nuestras agrupaciones pero de forma real, porque esta apertura no puede quedarse sólo en los discursos. Debemos crecer en militancia para que volvamos a sentirnos de nuevo como el Partido que más se parece a los madrileños. Pilar nos propone volver a lo que siempre ha sido el PSM, una organización en la que sus miembros están en constante contacto con sus vecinos y vecinas, con su barrio, con su ciudad, una militancia que hace suyas, porque son también nuestras, las preocupaciones y problemas de los madrileños y madrileñas.

Tenemos que cambiar, porque no podemos permanecer en esta suerte de conformismo o derrotismo, y Pilar ha dado un importante paso adelante para que este cambio sea posible, un cambio en el que se va a reconocer la mayoría social progresista de Madrid, que en las últimas elecciones nos ha retirado su confianza y que debemos recuperar.

Pilar Sánchez es joven pero no por ello inexperta, transmite tranquilidad y confianza, y tiene la perseverancia y contundencia que aporta sus firmes convicciones democráticas,  basadas en el diálogo y el consenso. Pilar nos ha demostrado que debemos abandonar ese halo de solemnidad que suele atenazar los discursos políticos, porque Pilar habla con la naturalidad, la transparencia y la claridad con la que hablan los ciudadanos; pero más allá de sus virtudes, que no son pocas, Pilar nos ha trasmitido la necesidad de abordar un proyecto que huya de los personalismos y aglutine a todos y todas las compañeras y compañeros del partido, porque todos son necesarios, también los que opten por la otra candidatura. Todos y todas somos del mismo equipo. 

 

Se trataría por tanto de abordar los problemas de la ciudadanía desde su propia óptica, porque también es la nuestra, porque somos nosotros, y de volver a formar parte del tejido social de nuestros pueblos y ciudades de forma activa. También la óptica interna que plantea Pilar Sánchez Acera es muy distinta a lo que hemos conocido estos últimos años: apostamos por la inclusión de todos los compañeros y compañeras en todos y cada uno de los proyectos y acciones, y ése es el mejor camino para que la ciudadanía vuelva a confiar en nuestras propuestas frente a los actuales gobiernos ultraliberales que actualmente sufrimos en la región.

Por todo ello creo que es el momento de cambiar, con la naturalidad democrática que caracteriza a los procesos internos del partido socialista, sin dramatismos, sin estridencias, porque procesos como el que afrontamos el próximo fin de semana no se dan desde luego en otras formaciones políticas.

Por tanto apostaré por el proyecto de Pilar Sánchez Acera, apostaré por el cambio, por volver a la calle, por ser un partido unido, habitable y abierto a la ciudadanía, que huya de personalismos y que incluya en su trabajo a todos los compañeros y compañeras.

Estoy seguro de que Pilar será nuestra próxima secretaria general y de que con ella, todos juntos, en complicidad y  consonancia con los madrileños y madrileñas, conseguiremos que Madrid vuelva a contar con gobiernos progresistas en sus ayuntamientos y en el Gobierno regional. Ganar el presente, con todos y todas, para ganar Madrid para los madrileños y madrileñas. 

 

Rafael Gómez Montoya
Portavoz PSOE Ayto. Leganés

“Cuestión de coherencia” por Sara Hernández

Este fin de semana estamos llamados a elegir la cabeza del socialismo madrileño. Vaya por delante mi respeto a los dos compañeros, y a los que lo puedan hacer en los próximos días, que han dado un paso adelante; a ellos y, evidentemente, a las personas que les apoyan en sus, hasta ahora, precandidaturas.

Quiero señalar en primer lugar que me parece sano y democrático la existencia de varias candidaturas, señal de viveza, dinamismo y riqueza del PSOE. No comparto las opiniones que ven en esto una división y un mal mensaje a la sociedad: muy al contrario, donde otros ven división yo veo alternativas, unos dicen que nos miramos el obligo, yo digo que nos rearmamos internamente para ganar nuestro espacio político en la calle.

Antes de hablar de nombres creo fundamental hablar de modelo de partido. Y el mío es aquel con dos características: socialismo y democracia. Hablar de democracia es recuperar el partido para las bases, es pluralidad y libre ejercicio a las diferentes opiniones. Democracia es un militante, un voto.

Por eso apoyo el proyecto que habla de primarias, a la Secretaría General y para los candidatos, un proyecto que defiende devolverle al militante poder y protagonismo.

De la misma manera, cuando hablamos de Socialismo hablamos de valores, de principios, de más de 130 años de historia luchando contra las injusticias. Por eso apoyo un discurso que defiende el impuesto a la banca, la tasa de transacciones financieras, el impuesto sobre las grandes fortunas, la reforma fiscal para que paguen más los que más tienen o la reforma financiera, creando una banca pública.

Y este modelo de partido tiene en Madrid su referente, Tomás Gómez, que ha trasladado un claro mensaje de alternativa de izquierdas, demandado por la sociedad, que ha visto hasta ahora en el PSOE un partido desdibujado, alejado de sus raíces.

Sería bueno dejar a las personas trabajar, a los proyectos consolidarse. Tomás Gómez ha sido legitimado en un tres procesos, incluidas las primarias, y esta será el cuarto. El sábado tendremos la respuesta y, después, A- TRABAJAR- TODOS- JUNTOS.

Sara Hernández Barroso
Concejala PSOE Ayuntamiento de Getafe

“Madrid suspende en políticas sociales” por Pilar Sánchez Acera

El Gobierno Regional de la Comunidad de Madrid nos lleva martilleando los oídos durante estos cuatro años diciendo que la atención a los mayores y a las personas con algún tipo de discapacidad es una prioridad para ellos. ¡Y se quedan tan tranquilos!.

Primero, no es una prioridad. Es su competencia, su responsabilidad. Desde el año 1996, cuando se traspasó desde el Estado de la Nación a la Comunidad de Madrid estas materias, su correspondiente financiación, es decir el presupuesto, y los centros de atención a mayores y personas con discapacidad que en aquellos momentos eran competencia del Estado. Desde ese año, quien tiene que ocuparse y preocuparse de los servicios sociales es la Comunidad de Madrid, y evidentemente el Gobierno Regional debe responsabilizarse de una vez por todas de lo que nos corresponde a los madrileños. Responsabilidad. ¿Sabe Esperanza Aguirre lo que es eso?

Segundo, no es su prioridad, y ha estado gestionando políticamente de una manera nefasta estos servicios. Y hemos visto en estos cuatro años denuncias y escándalos en los servicios sociales de la Comunidad de Madrid.

Nos encontramos con denuncias de familiares de personas que están en residencias de la Red de la Comunidad de Madrid, ya sean de gestión pública, o concertada, en la que dan cuenta de la falta de personal. Quejas de los trabajadores de esas residencias que ven que no llegan a dar el servicio de calidad que este servicio necesita. Y no llegan porque no hay personal suficiente. Quejas sobre la situación de los Centros de la Red pública de personas con discapacidad, que ven cómo de pronto cierran sus centros y les cambian la vida sin saber por qué.

Pero sobre todo Esperanza Aguirre es políticamente INMORAL. Porque durante esta legislatura ha boicoteado la aplicación de la Ley de dependencia, sin reconocer de manera efectiva este derecho a muchos dependientes, no apoyando a los ayuntamientos que tramitan estas solicitudes, y sin hablar con los agentes sociales. Porque no le gustaba esta Ley simplemente porque la aprobó Zapatero. Pues yo afirmo que esta es la política social que Madrid necesita.

La Señora Aguirre nos ha convertido en una de la últimas comunidades en aplicar la Ley de dependencia, y a quien ha castigado por su enfrentamiento a una ley necesaria ha sido a las personas dependientes y sus familias. Esa es la realidad, duele decir que su postura ha hecho que 79 personas hayan fallecido esperando que les contestara a sus recursos, pero ha sido así. Y los ciudadanos deben saber que ha sido así porque tenemos una Presidenta en Madrid que así lo quiso.

Pilar Sánchez Acera, diputada regional PSOE