“Cartas a Talía. Mayo 2012” por Luis Lozano

Amada Talía, aunque no soy muy partidario de las figuras retóricas, esta carta rebosa de ironía. Lo siento pero lo que está ocurriendo me provoca estupefacción y derivo inevitablemente en esa clave. Puedes juzgar tú misma.

                 En la reciente Gala de los Premios Max, pudo verse al ministro del ramo, con su sonrisa cínica y mirada desafiante, y me hizo recordar a….perdón se me ha olvidado su nombre…era algo entre lacayo…o vasallo…creo que terminaba en e….bueno aquel al que se le oyó decir en una reunión informal “estos rojos teatreros se van a enterar”. Pues yo soy teatrero, de izquierdas y no me enteré. Porque en la retransmisión televisiva cortaron los discursos más reivindicativos, aquellos que decían que el sector de las artes escénicas está infinitamente menos subvencionado que, por ejemplo, el bancario. Seguramente fue por un problema de excesiva duración en el medio televisivo.

                El presidente de por aquí, Don Mariano, se prodiga tanto ante los medios de comunicación que se lo está poniendo muy difícil a los  buscadores de frases célebres que definan su mandato. Yo me quedaría con una. Aquella de ¡viva el vino! Es una sugerencia.

                Menudo drama el de Don Rodrigo Rato. Despedido con una indemnización de 20 días… Bueno esto no lo tengo comprobado. Ya te lo confirmo en la próxima carta.

                Ahora entendemos por qué rezaba tanto Don Carlos Dívar, Presidente del Consejo del Poder Judicial y del Tribunal Supremo. Se trataba de la penitencia ordenada por esos “pecadillos marbellíes” –menudencias para él- que rayan en lo hortera. Seguramente sus compañeros de profesión le darán el mismo trato que al juez Garzón.

                Los responsables de la programación cultural de la Comunidad de Madrid han presentado el Festival de Otoño en Primavera. Dubitativos en  lo de las estaciones, pero con la intención clara de no ofrecer la ocasión de participar en el Festival a la extraordinaria Red de Teatros que existe en los municipios, por segundo año consecutivo. Creo que deberían completar el eslogan de “la suma de todos”. Quedaría así: “la suma de todos… los que nosotros queremos”.

                Parece que al poder económico no le gustan las elecciones, le ponen nervioso. Gusta más de las tinieblas. Es el sistema capitalista que no está muerto. Resurgirá de sus cenizas. Desplegará su capa y, bajo su terrorífica mirada, ofrecerá una carcajada malévola. Hasta que alguien se atreva a atravesar una estaca en su tercer espacio intercostal.

                Un poco de humor no nos viene mal. Y de eso sabe mucho Miguel del Arco que, después de su multipremiada Veraneantes, nos ofrece una deliciosa versión de El Inspector de Gogol, con la risa como personaje protagonista en un montaje por el que desfilan políticos corruptos y burócratas con pufos. En el Teatro Valle Inclán hasta el 16 de junio.               

                Al Teatro Tomás y Valiente de Fuenlabrada, llegará el 26 de mayo la divertidísima comedia de personajes infelices llenos de humor e ironía Historias de un karaoke, con extraordinarias interpretaciones de Juanjo Artero y Elisa Matilla.

                Y atención al estreno de La criadas de Jean Genet, con Bárbara Lennie -flamante Max a la mejor actriz protagonista- y Fernanda Orazi,  con dirección del argentino Pablo Messiez -excelentes sus anteriores montajes Muda y Los ojos- que reinterpreta y actualiza este texto emblemático para hablar de dos seres sometidos al poder impune de su superior. En la Sala Cuarta Pared del 30 de mayo al 3 de junio.

Volvamos a soñar con los versos de Pablo Guerrero:

 

Tus sueños descienden como lluvia.

Tus sueños acuden si los llamas.

Tus sueños viven más que tu vida.

Los sueños están en los bolsillos de los trajes usados y los besos.

En el futuro van a ser verdades,

van a ser verdades.

Los sueños son posibles,

los sueños son posibles,

los sueños son posibles.

 

Agradeciendo tu complicidad que me sirve de aire fresco, nos vemos en el teatro, el lugar donde nacen los sueños.

Luis Lozano
Coordinador de Programación – Patronato de Cultura Fuenlabrada

Posdata:

                Nuestras generaciones mejor preparadas, las que nos sacarán de la ruina, estaban bien representadas en las plazas de las ciudades el sábado 12 de mayo. Si los grupos de presión del poder (político y económico) siguen haciendo oídos sordos a sus propuestas,  la historia les colocará en el último eslabón de una clase dirigente antigua y caduca. La inteligencia del ser humano tiene límites, la estupidez no.

“Cartas a Talía. Abril 2012” por Luis Lozano

Amada Talía,

Me preguntas por qué se escucha hablar tanto últimamente de la tragedia griega. No es que se haya despertado de repente un inusitado interés por los grandes poetas helenos. Se refieren a ciudadanos ahogados por la especulación de su deuda. Y también a la trágica dignidad de Dimitris Christoulas que, con 77 años, acabó con su vida enla plaza Sintagma, frente al parlamento. La certera bala que sesgó su existencia iba dirigida a la política económica dela Unión Europea. La ruina de Grecia – no la de sus columnas corintias sino la de su pueblo- es la ruina de todos.

Creíamos en la Europa de las libertades, de los seres humanos. Esta, la de los mercaderes, no nos ofrece un futuro ni sostenible ni apetecible. Ya se oyen voces que invitan a prescindir de Grecia. Es curioso que queramos alejarnos de la cuna de la democracia. Lo que verdaderamente está en juego es su desaparición. Ya no hay política. Tan sólo hay economía. ¿No parece inquietante que nos estén vendiendo el largo plazo mientras el FMI alerta del  riesgo de que la gente viva más de lo esperado?

Quiero compartir contigo el extracto de una carta que he remitido al presidente de esta otra esquina de Europa:

Estimado Don Mariano:

Nos cuenta que “intentará ser  justo”. Pero, vamos a ver  buen hombre,  no vale intentarlo… ¡Le han puesto ahí para serlo!  Eso es, precisamente, lo que esperamos de usted. ¿Por qué en vez de la amnistía fiscal para los especuladores tramposos que dirigen sus beneficios a paraísos fiscales, no ofrece una amnistía de la deuda a los que están perdiendo su piso? ¿Por qué no persigue a los deportistas que fijan su residencia en Suiza buscando, seguramente, un aire más puro para rendir mejor? ¿Por qué no grava las grandes fortunas y acaba con las Sicav?  ¿Por qué no puede llegar a un pacto como le están pidiendo a gritos? ¿Quiere pasar a la historia como el presidente que prestaba oído a los mercados y desoía a su pueblo? ¿Está empeñado en dejar de ser un problema  para Europa a costa de ser un problema para los españoles? ¿Por qué teniendo tantas opciones para ser justo, no lo es? ¿Le pesa su ideología?

Sus medidas son manifiestamente insolidarias y sus objetivos no son creíbles. Los recortes de las ayudas a la cooperación internacional ahondan más en la desigualdad y la injustica. Los de los planes de formación de los trabajadores no auguran un futuro de mano de obra de calidad. Y, si ataca a la educación y la sanidad, verdaderos pilares de la lucha contra el desequilibrio social, ¿qué obtendrá? Pero el pueblo le dice nein, nein, nein, Herr Mariano, nein. Y se lo dice  en un idioma que parece que entiende más.

 Lo que necesitamos es un gobierno creíble para los ciudadanos que le han votado que no son sólo sus incondicionales. Le han prestado crédito a bajo interés por la precariedad de la situación. Pero a los 100 días y después de todas las medidas tomadas, la credibilidad baja y resulta  más cara. ¿No es ese el juego, Don Mariano? ¿Se quedó a la mitad de El Tartufo? Es recomendable  leerlo hasta el final. Molière le sorprenderá.

Bueno, no tengo mucha esperanza de que lo escuche. Creo que ha llegado a la conclusión de que en la actualidad, la opinión de los ciudadanos importa mucho menos que la de los mercados.

 Entretanto, la mirada comprometida del buen teatro en su función ancestral de agitación cultural y social,  sigue imparable. Hay  un desgarrador poema teatral elocuente y muy actual en el Teatro Español, Dani y Roberta de John Patrick Shanley, con una excelente interpretación de Itziar Miranda y Alex García, hasta el 13 de mayo. Y ya llega el esperado estreno del texto en el que Lilian Hellman fustiga la ambición desmedida y la falta de escrúpulos de los voraces especuladores. La Loba, dirigida por Gerardo Vera y con Nuria Espert encabezando un extraordinario reparto. Su estreno el 20 de abril en el Teatro María Guerrero. Y si quieren disfrutar de una de las mejores comedias de Shakespeare, pueden hacerlo en el Teatro Tomás y Valiente de Fuenlabrada, el 21 de abril. Noche de Reyes dirigido por Eduardo Vasco y su compañía Noviembre Teatro, en su primer trabajo después de pasar el relevo de la dirección dela Compañía Nacional de Teatro Clásico.

Y, a pesar de que la administración  ahoga recortando ayudas a las Salas Alternativas, (el I+D de las Artes Escénicas, la fuente fresca donde aplaca su sed el teatro del futuro más próximo) siguen vivas y azotando las conciencias. En la legendaria Sala Triángulo, el lugar donde consolidé mi pasión por ti hace más de dos décadas, se está desarrollando Escena Simulacro, una interesante muestra que apoya los nuevos talentos. Recientemente pudimos disfrutar de Mudanza, una sorprendente propuesta de Perigallo Teatro en La Grada. No hay que perder de vista a esta compañía.  Y El chico de la última fila de Juan Mayorga, con la que la compañía La Fila de al Lado, vuelve a la Sala Cuarta Pared, donde fue aclamada por público y crítica, a partir del 18 de abril.

No hace mucho, en esa misma sala y con motivo del 20 aniversario de Teatro Meridional, pudimos escuchar a Álvaro Lavín –uno de los mejores actores de la escena madrileña-, en Calisto de Julio Salvatierra, estos bellísimos versos:

 

Tiempo ha que el mundo rueda

y rueda la lluvia, y rueda el viento,

y qué más da. Nuestra farsa vuela

si alas le dais, con vuestro pensamiento.

 

Y el teatro también aparece en el buen cine. Entre Quo Vadis, Los Diez Mandamientos y Barrabás,  en la programación del jueves que los cristianos apellidan santo, pudo verse en la 2 de la televisión pública, el fabuloso cortometraje de Javier Fesser  Binta y la gran idea. En un pueblo de África utilizan el Teatro para superar la tradición de un padre tozudo que impedía que su hija fuera a la escuela. Y al padre de Binta se le ocurre adoptar a un Tubab (europeo). Si tienes conexión en el Olimpo, está disponible en internet. No te lo pierdas.

En la espera de que, entre todos, seamos capaces de fortalecer la democracia y, con el tiempo, nos dotemos de un sistema de poder más acorde a ella, me despido de ti con un saludo apropiado a la fecha de esta carta, 14 de abril. Salud y república. 

Luís Lozano
Coordinador de Programación
Patronato Municipal de Cultura de Fuenlabrada

Posdata:

En una nueva propuesta de ley del Gobierno de aquí, la resistencia pasiva en una manifestación pasa a ser considerada como atentado. Los ciudadanos que se manifiestan estos días denuncian una dureza excesiva dela policía. Elgobierno responde con esta nueva ley. Si oponerse a su sistema es ser antisistema, yo también lo soy.  En todo caso, como dice EL ROTO en su viñeta, seremos reos de obstrucción ala injusticia.  Estome recuerda  la banda sonora de The Blues Brothers de John Landis. Somos granujas, sí, pero con ritmo.

“Cartas a Talía. Marzo 2012” por Luis Lozano

Amada Talía,

Que gane otra vez Doña Cuaresma no es más que una tradición que podemos superar, como otras tantas. Aunque intenten doblegarnos con esta reforma laboral ideológica, ácida y amarga que sabe a chucrut alemán y que implanta el contrato de servidumbre involuntaria.  A los neoliberales no les basta con tener la mano de obra barata, necesitan tenerla arrodillada.

Garantizar los servicios públicos de los que no pertenecen a su clase social es, para ellos, la definición de despilfarro. Y abonar la supervivencia del sistema financiero con dinero púbico, lo llaman necesidad. Luego, los bancos se quejan cuando se les exige la dación en pago, para liquidar las hipotecas de las familias con todos sus miembros en paro. Quieren más. Quieren una libra de carne. Como Shylock, el usurero de El Mercader de Venecia.

Basta de retóricas estériles. Flexibilidad quiere decir precariedad. En lo referente a los derechos laborales, con esta reforma volvemos a la época en la que, como genialmente definía La Codorniz, reinaba un fresco general procedente de Galicia.

Por suerte el Teatro no permanece impasible. El buen teatro que suele huir de la brocha gorda, gusta más del trazo fino y, de esta manera, posee el poder infinito de llegar al fondo de cada individuo, donde habita la libertad que nadie puede arrebatar, plantará semillas de las que surgirán granos para crear la argamasa de la bravura y la rebelión. Y el coraje volverá a crecer.

Hace unos días se ha estrenado en Bilbao  De ratones y de hombres, basada en una novela de John Steinbeck, que supone un grito de libertad y humanidad en un mundo lleno de codicia. El desgarro, la crueldad y la tristeza están presentes, pero contrastan con una inmensa vitalidad y un gran sentido del humor. El 12 de abril llegará al Teatro Español de Madrid.

Antes del desmantelamiento de todo lo conseguido en estos últimos años en el Teatro Español y sus Naves, que nadie deje de asistir al fenómeno musical Follies. Cuenta la historia de unos artistas que vuelven a reunirse en una gran fiesta, previa a la destrucción de un legendario teatro para construir un garaje.

Y quien no haya podido disfrutar de Carmen Machi en Juicio a una zorra, tiene la oportunidad de hacerlo en el Teatro Tomás y Valiente de Fuenlabrada el 17 de marzo.

Debemos salir del pasmo que nos atenaza y reaccionar, si no queremos que la letra de las nanas cambie y empecemos a escuchar a padres cantando a sus recién nacidos:

Carne de yugo, ha nacido

más humillado que bello,

con el cuello perseguido

por el yugo para el cuello…

Tú que llevas, junto a tu máscara cómica, cayado de pastor y calzas sandalias, entenderás mejor que nadie el mensaje de Miguel Hernández, cuando pedía que el martillo verdugo de la cadena que atenazaba al niño yuntero, saliera del corazón de los jornaleros.

Decía Balzac que la resignación es un suicidio cotidiano. Puede parecer que la aplastante realidad, como un mediodía del tórrido agosto, nos deja sin sombra, pero hay mañanas y tardes cuya luz la alarga, alimentando el sueño de llegar más lejos. Aún estamos preñados de primavera. El camino parece duro, pero al menos es camino. Y nos puede acompañar la belleza de la  música de Nino Rota en la película La strada del gran Fellini.

Siempre tuyo, espero con impaciencia tu próxima carta.

Luís Lozano
Coordinador de Programación Patronato de Cultura Fuenlabrada

Posdata:

En octubre pasado, Monseñor Rouco Varela, preguntó en el poblado chabolista de El Gallinero a un niño si sabía quién era Jesús. Éste le contestó que era el hijo de la Lucía, su vecina de enfrente. Monseñor comentó con sus adláteres que ese poblado estaba falto de catequesis. La cúpula de la iglesia siempre atenta a las necesidades de los más humildes. Podemos estar tranquilos.

“Cartas a Talía. Febrero 2012” por Luis Lozano

Amada Talía,

Intentaré ayudarte a superar la perplejidad que me trasladas en tu última carta. Por aquí también resulta sorprendente que la justicia española siente en el banquillo a un juez justo y valiente, mientras mantiene en sus poltronas a magistrados con graves infracciones –los hay que incluso insultan a ciudadanos de distinta sexualidad-  y que siguen impartiendo justicia. Esta vez se han saltado ese corporativismo, utilizado otrora para considerar livianas, actuaciones claramente injustas de otros jueces.

Este país, amada mía, que tan certeramente dibujara aquel gallego ilustre de la generación del 98 a la que le dolía España, sigue siendo el del esperpento. A pesar de que, recientemente hayamos despedido con respeto y gaiteros el “España es diferente” y que el gol de Iniesta enterrara ya por fin el de Marcelino, algunos no quieren dejarnos superar aquel pacto entre dos miedos llamado transición. En fin, en esas estamos. Forges lo define claramente en su viñeta del 22 de enero, con esa descomunal boina cayendo sobre el pobre Blasillo.

Pero es posible que el arte que tú inspiras nos ayude a recordar para aprender:

  • La versión de Isidro Timón y Emilio del Valle ANTÍGONA SIGLO XXI es una excelente propuesta escénica  de la compañía (in)constantes. El teatro bien hecho baña de luz la pretendida oscuridad, aun cuando Creonte le pide a Tiresias que apague la cámara. (En las Naves del Español del Matadero hasta el 19 de febrero).
  • Como, a tenor de las últimas medidas de contrarreformas legales, ciertos derechos fundamentales de las mujeres causan al actual gobierno problemas ideológicos -quizás porque las ven más desfilando bajo palios purpurados sobre varales de plata, con  mantillas color muerte y peinetas de carey- les sugerimos LA ESCUELA DE LA DESOBEDIENCIA, una reflexión sobre la evolución del ideario moral femenino, que el personaje de Cristina Marcos ofrece al interpretado por María Adánez. (Teatro Josep Carreras en Fuenlabrada el 9 de marzo).
  • Y en estos tiempos de aterradora vulgaridad y falta de belleza, debemos disfrutar de la encantadora ELLING (en el Teatro Galileo) con extraordinarios trabajos actorales de Carmelo Gómez, Javier Gutiérrez y Chema Adeva.

Ya que, como decía Bertolt Brecht, hay que cantar incluso en tiempos oscuros, nos sirve el Always look on the bright side of life, de la imprescindible comedia de los Monty Python La vida de Brian.

Siempre tuyo

Luis Lozano
Coordinador de Programación Patronato de Cultura Fuenlabrada

Posdata:

Advertencia: El Teatro  perjudica seriamente la vuelta a tiempos pretéritos.

 

“Cartas a Talía. Enero 2012” por Luis Lozano

Amada Talía,

Lamento profundamente molestarte con el tono airado de la carta de este mes. Pero, ¡BASTA YA! Resulta perverso que los defensores del capitalismo acusen de despilfarro a lo público. NO. La situación actual germinó en la  ambición desmedida y la corrupción auspiciada por el mismo sistema especulativo. Y, mientras otros andan perdidos preguntándose quién les ha robado el mes de abril, la diferencia entre  ricos y pobres aumenta a una velocidad endiablada, dejando ya poco recorrido entre la indignación y la rebeldía. A estas alturas deberíamos calibrar ya la distancia que hay entre la mano de obra sometida y la esclavitud.

Que no nos cuenten más cuentos. Decía León Felipe que la cuna del hombre la mecen con cuentos, que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos, que el llanto de hombre lo taponan con cuentos, que los huesos del hombre los entierran con cuentos…Y que el miedo del hombre ha inventado todos los cuentos.

Algunas de las consecuencias de este ataque furibundo a lo público, serán las heridas que dejará al teatro comprometido y valiente. Aun así, tu arte sigue revolviéndose con su crítica feroz, tan necesaria para la buena salud democrática de nuestra sociedad.

Hay buenos ejemplos en la cartelera pública madrileña:

  • Los ojos. Extraordinaria reflexión sobre el miedo a ver y a vivir de Pablo Messiez. En el Teatro Fernán Gómez. Del 18 de enero al 12 de febrero.
  • Pedro y el capitán. Resulta imprescindible esta excelente propuesta de Emilio del Valle y su Compañía Inconstantes Teatro sobre el texto de Benedetti, cuando se cumplen 10 años de la hipócrita desvergüenza de la cárcel de Guantánamo. Será el 25 de Enero en el Centro Cultural Conde Duque.
  • Macbeth de Shakespeare. De UR TEATRO con dirección de Helena Pimenta. Esta historia de la ascensión y caída de Macbeth por su ambición desmedida nos concierne muy de cerca. Teatro Tomás y Valiente (Fuenlabrada) el 28 de enero.

Porque no podemos dejar de ser para sobrevivir, con la ayuda del teatro, amada musa, recuperaremos el alma que nos aporta la identidad de seres humanos. Porque el teatro es rebeldía, es una buena semilla para sembrar la respuesta social a la injusticia y nos ayuda a decir NO con la misma rotundidad que sonó el portazo de Nora en Casa de Muñecas.

Siempre tuyo

Luis Lozano, Coordinador de Programación Patronato Municipal de Cultura Fuenlabrada

Posdata:

Mientras lees esta carta, disfruta de Sueño de una noche de aquelarre de la Sinfonía Fantástica de Berlioz. La buena música contra el inmovilismo y el miedo que nos atenaza y hace que nuestra vida se parezca más a la del protagonista de la película Groundhog Day (El día de la marmota)  de Harold Ramis, que a la del de Big Fish de Tim Burton.  Ah, y los que buscan el mes de abril, deberían buscar en el cajón donde guardan el corazón, no la cartera.

“Cartas a Talía. Noviembre 2011” por Luis Lozano

Amada Talía,

Tras una época en que la especulación y la borrachera del consumismo han resultado ser el germen de la pobreza moral y ética que nos invade, en estos momentos en los que la reflexión documentada ha sido sustituida por la opinión apresurada o frívola, deberíamos recordar por acá abajo que, parte muy importante de la riqueza, del verdadero capital de nuestra sociedad, la forman los poetas, los escritores y la intelectualidad activa de la gente y que, por ello, podemos refugiarnos en un valor mucho más sólido que el oro: el TEATRO.

Como bien sabes, el teatro es siempre una reflexión sobre la condición humana y sirve para defender los valores democráticos.  Es una conjunción de ceremonia y artificio que provoca misterio. El misterio de la mentira y la verdad. El público siempre juega a creerse que lo que está ocurriendo sobre el escenario es verdad, para eso acude. Sus tres dimensiones y su realidad – sus ejecutores son de carne y hueso- juegan un papel fundamental en ese juego ceremonial. Un misterio que tiene mayor capacidad de arrastre y provoca en el espectador mayor capacidad de purificación que la vida real. Es Calderón el que juega con esos conceptos de realidad y representación en dos de sus grandes obras: La vida es sueño y El Gran teatro del mundo. Calderón que aportó también en sus montajes ceremonia y artificio. Estas reflexiones pueden ayudarnos a entender el gran magnetismo que posee el teatro.

Y a pesar de que los artesanos de tu arte, alejados del Olimpo, están pasando una de las épocas más críticas de su historia cercana,      la salud artística de los espectáculos de teatro que podemos disfrutar en estos momentos es excelente.

Tenemos varios ejemplos, a mi juicio claramente recomendables, en la actual cartelera de los Teatros Públicos:

  • Perséfone de COMEDIANTS, con Angels Gonyalons en estado de gracia. Teatro María Guerrero.
  • Juicio a una zorra de Miguel del Arco, con una espléndida Carmen Machi. Teatro Abadía
  • Veraneantes de Miguel del Arco. Teatro Josep Carreras. Fuenlabrada 18 de noviembre
  • Delicadas de Alfredo Sanzol. T DE TEATRE. Teatro Tomás y Valiente Fuenlabrada 26 de noviembre
  • Contraacciones de Mike Bartlett. PREM TEATRO. Teatro María Guerrero.

Con tu ayuda, amada musa, conseguiremos que los espectadores acudan a los teatros públicos, porque son suyos, se financian con los impuestos y sus programaciones son una verdadera sorpresa. Que usen el privilegio de disfrutar del teatro público, es su derecho y tienen la posibilidad de ejercerlo.

Porque el teatro sabe a cambio, a pasión,  es poesía y por tanto, como dice Gabriel Celaya, es también un arma cargada de futuro.

Siempre tuyo,

Luis Lozano, Coordinador de Programación Patronato Municipal de Cultura Fuenlabrada

Posdata:

Mientras lees esta carta escucha Youkali Tango de Kurt Weill, interpretado por un cuarteto de cuerda, y siente, como dice el personaje de Charo López en Carcajada Salvaje, la confortable melancolía del chelo.