“Bankia somos todos: pedimos responsabilidades” por Manuel Robles

El descubrimiento del enorme agujero financiero de Bankia, entidad que a golpe de campanilla y enorme despliegue y gasto publicitario fue presentada por el “cerebro” económico del PP, el Sr. Rodrigo Rato, como un “nuevo Banco” solvente y que alcanzaría un gran liderazgo en el universo financiero español y europeo, nos ha dejado perplejos y enormemente preocupados. Desde luego el liderazgo lo ha alcanzado en cuanto a que es líder en contabilidad engañosa para ocultar al mercado, al Banco de España, y al propio PP de que estábamos ante la entidad financiera nacional más en quiebra y que más dinero público iba a necesitar para salvarla del desastre y sin más remedio, salvo males peores en esta economía capitalista que nos tiene apresados.

Bankia salió al mercado de valores sumando y ocultando la ruina de las entidades que forman su grupo: Caja Madrid, Bancaja, Caja de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja.

Esta cruda realidad pone en evidencia otra realidad  más disfrazada hacia la ciudadanía, más manipulada, más escondida tras el discurso de la “HERENCIA RECIBIDA”.  De nuevo estamos ante la escenificación de lo que es la  presunción, la prepotencia, la apariencia y el engaño de los grandes “cerebros” y “gestores” de la economía española que el PP ponía como ejemplo de su modelo, de su capacidad para gestionar los asuntos de España, puesta en evidencia por la gestión del PP en las entidades financieras de Madrid y Valencia.

El PP está demostrando que solo vale para destruir, pero no vale para crear en tiempos de crisis. Ahora se ve ahogado ante la situación. El Gobierno de Rajoy no transmite, hoy por hoy, ninguna confianza a los mercados, ni a la Unión Europea. Solo sabe decir aquello de la “Herencia recibida”, o la culpa la tienen otros. Solo sabe desprestigiar y recortar lo público, atacar a los colectivos que les hacen justas reivindicaciones.

Ahora todos los españoles tenemos que pagar las consecuencias de la mala gestión de estas entidades financieras. ¿Podemos dejar impune a nivel penal las responsabilidades que sin duda se desprenden de la gestión de las directivas técnica y política de estas entidades? La ciudadanía tiene la impresión de que estos directivos se van sin asumir esas responsabilidades, protegidos con extraordinarias liquidaciones y pensiones vitalicias, después de haber realizado gestiones financieras desastrosas, que han propiciado la ruina de miles de accionistas y ahorradores, de miles de personas con créditos de dudoso pago?. Han contribuido al descrédito del sistema financiero español, y por lo tanto los Mercados castigan a España con subidas de prima de riesgo y ponen en el disparadero la necesidad de un posible rescate a la banca española.

No es de recibo que, mientras a las administraciones y responsables políticos se nos exige y bien exigido el máximo de austeridad y de responsabilidad, los gestores de lo privado que luego tienen que ser salvados por lo público, se vayan libres a seguir con sus actuaciones en otra gran empresa o entidad financiera.

BANKIA SOMOS TODOS, PORQUE TODOS PONEMOS DINERO PARA CUBRIR SU DEBACLE, LUEGO TODOS EXIGIMOS RESPONSABILIDADES.

 

Manuel Robles Delgado
Alcalde de Fuenlabrada
Anuncios

“La patria y los patriotas” por Javier Gómez

Al hilo de los últimos acontecimientos y, especialmente, desde que con la excusa de la crisis, se ha ido aplicando un programa de recortes brutales y de eliminación de derechos a los/as españoles/as, se pretende justificar todo o casi todo en base al patriotismo y a que lo que se recorta es “por el bien de España”.

Sin embargo, a poco que se pare uno a pensar se da cuenta de que, bajo el paraguas de la patria, se refugia un gran número de personajes que si algo les caracteriza y les define es perjudicar, en cada decisión que toman, a esa misma patria que dicen defender, a los trabajadores/as españoles/as que la conforman, por beneficiar los intereses de una minoría, cuando no intereses extranjeros; y sobre todo a aprovecharse de la crisis y de sus dramáticas consecuencias. Se da uno cuenta de que, con sus actuaciones y con las decisiones que imponen, España, la patria, se ve permanentemente perjudicada y su soberanía sometida.
Justo al contrario, si algo caracteriza a estos personajes es todo lo contrario a trabajar por fortalecer a su país, a su patria, a España. Es más, su comportamiento debería ser definido como antipatriota.

No son patriotas los empresarios que teniendo beneficios en su empresa realizan ERE’s entre la plantilla, dejando en la calle cientos de trabajadores para ganar más dinero. No son patriotas lo que llevan su dinero a los paraísos fiscales. No son patriotas los que defraudan a hacienda o tributan en otros países aprovechando beneficios fiscales, privando a su país de esos recursos. No son patriotas los que aprueban ayudas millonarias a la banca a fondo perdido y recortan en sanidad o educación. No son patriotas los que modifican la constitución para priorizar el pago de los intereses y de la deuda de manera prioritaria antes que las pensiones o la sanidad de sus ciudadanos. No son patriotas ni los corruptos ni los corruptores. No son patriotas lo que informan antes de los sacrificios que va a imponer a su pueblo al enviado de un país extranjero que al parlamento que le representa. No es un patriota quien desahucia a una familia, a unos niños, a unos ancianos de sus casas, para especular con ellas. Ni quien lo permite. Etc.

Los verdaderos patriotas, los que de verdad hacen que España salga adelante, son los millones de trabajadores/as que día a día, y cada vez en peores condiciones, acuden a sus trabajos, pagan sus impuestos todos los meses y en porcentajes mucho más elevados que los que se aplican a las grandes fortunas, las familias que suplen con solidaridad y sacrificio las necesidades de sus familiares afectados por la crisis ante la desatención de las instituciones y sus gobiernos, los parados a los que se criminaliza, los que ven vulnerados sus derechos constitucionales fundamentales a la vivienda digna y al trabajo, los desahuciados por un banco que recibe miles de millones de dinero público, los jubilados que trabajaron toda su vida generando riqueza y que ahora se les recorta su pensión, etc.

Sería suficiente con que nos diéramos cuenta y comprendiésemos que cuando se habla de patria, se habla de uno mismo, y no de otra cosa. Que no se puede beneficiar a España a costa de perjudicar y empobrecer a los españoles, sino al revés.

 

Javier Gómez Ochoa
Portavoz IU-LV Valdemoro

“Pago a proveedores, ¿o a la banca?” por Asamblea Popular de Valdemoro

“Los ayuntamientos tienen de plazo hasta este –pasado- jueves para informar al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de sus facturas pendientes con los proveedores hasta el 31 de diciembre de 2011, dentro del plan aprobado por el Gobierno que consiste en un mecanismo de créditos para que las corporaciones locales puedan hacer frente a sus pagos…”

Lo que en un principio, y atendiendo sólo a los titulares políticos, parece una iniciativa del Gobierno que aliviará la alarmante situación de los ayuntamientos, resulta que tiene un lado oscuro. Muy oscuro. Una “cara b” que supone un mayor, aún, endeudamiento de los consistorios y una vía de escape para eludir la responsabilidad política de la deuda.

Veamos que supone exactamente esta medida del Gobierno centrada en el caso de Valdemoro:

Nuestro municipio tiene una deuda, sólo en proveedores, de unos 80 millones de Euros. Así lo reconocía, no hace mucho, el actual Concejal de Hacienda(http://www.sermadridsur.com/noticias/los-ayuntamientos-del-sur-de-madrid-estudian-si-acogerse-al-credito-del-gobierno-para-pagar-a-proveedores_23189/). Si el Ayuntamiento se acoge, como todo apunta, a esta “ayuda” del Gobierno, se nos hará un préstamo para poder hacer frente a los impagos generados por una ruinosa gestión económica. Ese préstamo del Gobierno correrá a cuenta de los bancos privados.

Sí, los mismos especuladores que son culpables de la crisis y que están siendo rescatados con nuestros impuestos, ahora nos prestarán dinero y se lo devolveremos al 5% de interés. Hablamos en primera persona del plural porque seremos nosotros y nosotras, no los culpables políticos de la deuda los que, vía impuestos y vía recortes, deberemos apretarnos aún más el cinturón para seguir saneando a la banca especuladora. La misma que recibe dinero público. La misma que desahucia a familias empobrecidas por su crisis.

Pero si quieren coger el dinero deberán hacer un plan de viabilidad que garantice a la banca que va a recibir ese dinero y esos intereses. La pregunta de cómo conseguirán esa viabilidad económica, en el caso de Valdemoro, es sencilla y ya la estamos, desgraciadamente, comprobando: recortando en gasto público (no de las dietas ni los sueldos de los concejales o asesores, ni siquiera en sus gastos de representación) y subiéndonos los impuestos brutalmente. A saber: “numerito” del coche, tasa de basura de 90€, zona azul en un centro extenso de Valdemoro, etc. Por supuesto, nada de esto venía en su programa electoral, por lo que consideramos que es profundamente antidemocrático, además de un engaño a la ciudadanía.

Desde la Asamblea Popular de Valdemoro rechazamos este tipo préstamos “trampa” que sólo beneficia a la banca y que nos empobrece un poco más, hipotecando nuestro futuro durante más de 10 años. Nos perjudica a todas: vecinos/as y comerciantes que también sufren otra enorme subida de impuestos y un freno al consumo local, pues apretarnos el cinturón es lo que tiene. Rechazamos totalmente que seamos las personas que sufrimos la crisis las que tengamos que enriquecer, aún más, a los culpables de la deuda. Y rechazamos, también, que los culpables políticos de esa deuda no asuman su responsabilidad, por lo que exigimos una auditoría ciudadana de la deuda municipal para saber en qué se ha gastado nuestro dinero y por qué nos han endeudado durante lustros.

Pd. Este texto ha sido consensuado por la Asamblea Popular de Valdemoro el domingo 18 de marzo de 2012.

Asamblea Popular de Valdemoro