Unión, Progreso y Democracia de Tres Cantos hace una apuesta decidida por la administración electrónica

logo_upyd_tres_cantosUnión, Progreso y Democracia es un partido político que apuesta por la implantación de la administración electrónica en las administraciones. Por eso pedimos que se elabore un Plan de Acción para su definitiva implantación en el ayuntamiento de Tres Cantos.

En nuestro ayuntamiento ya puede realizarse algunos trámites como como presentación de facturas, solicitudes de cita previa para DNI, portal de quejas y sugerencias, algunas gestiones con otras administraciones, divulgación de ciertas informaciones, etc., pero todo ello se hace de forma inconexa, sin una visión global.

Por otra parte, y en lo que concierne al segundo pilar del proyecto, la gestión interna, poco o nada tiene que ver con la administración electrónica, ya que el papel está presente en todos los departamentos y sobre todas las mesas de trabajo, mientras que la firma de documentos de manera tradicional es la norma, y estos se escanean posteriormente para su archivo.

Hoy día toda la información se genera de forma electrónica, y no hay, pues, razón para pasarla a papel para su tramitación posterior. Hoy es posible hacer toda esa gestión electrónicamente y goza de la misma validez desde el punto de vista legal, si va acompañada de la preceptiva firma electrónica y para ello, es necesario que todo el personal del ayuntamiento disponga de DNI o certificado digitales. Una administración en la que escasos empleados públicos, políticos y cargos de confianza disponen o usan esta firma, poco tiene de administración electrónica.

Nos podemos preguntar si estamos en condiciones de dar ese paso y la respuesta es, sí; pero es necesaria voluntad política, por eso creemos oportuna esta propuesta.

Por otra parte, en los tiempos de austeridad que nos está tocando vivir, creemos especialmente conveniente contar con una administración más eficaz y eficiente, no podemos caer en el error de dedicar los escasos recursos de los que disponemos a fines superfluos, poniendo en cuestión lo esencial, que es la verdadera razón de ser de las administraciones. En definitiva, tenemos que prescindir de lo superfluo para poder mantener lo esencial. Creemos que la administración electrónica puede contribuir a ello, por ello pedimos un Plan de Acción, con un horizonte temporal, para su definitiva implantación.

Aprovechando esta circunstancia creemos necesario realizar una revisión en profundidad de todos los procedimientos administrativos para buscar su simplificación, manteniendo las mismas garantías desde el punto de vista legal, pero evitando pasos innecesarios. Es necesario que se analicen las rutas que siguen los expedientes y las firmas o autorizaciones requeridas; también que se definan los responsable últimos para cada tipo de expediente, y que todo ello esté perfectamente documentado.

La implementación de una administración electrónica reportará entre otras muchas ventajas una mejor respuesta al ciudadano, un mayor control y menores costes. También nos permitirá detectar deficiencias y facilitará la búsqueda de soluciones. La denominada trazabilidad, nos permitirá tener un control absoluto sobre los expedientes.

Entre otras ventajas añadidas, nos permitirá prescindir del papel, lo que se traducirá en ahorro de tiempo, espacio y recursos. El almacenamiento, archivo y búsqueda de información se simplificará ostensiblemente

Para poner esto en marcha hace falta formación, motivación e incentivos; con estos elementos, creo que es un proyecto al alcance de la mano.

Fernando de Santiago
Concejal portavoz de UPyD

“Cara a cara” por José Carlos Boza

 

Las nuevas tecnologías han supuesto un claro avance en eficacia y comodidad para todala ciudadanía. Pocoa poco, trámites enojosos, que suponían desplazamientos y papeleos, ya pueden realizarse a golpe de “click” y, en muchas ocasiones, desde el propio domicilio. La penetración de la informática y, especialmente, de Internet en las distintas facetas de la sociedad ha revolucionado la forma en la que las administraciones se relacionan con las personas.

Pero como el avance se dispara a una velocidad de vértigo, una segunda fase de este cambio tecnológico ha sido la irrupción de las redes sociales como un elemento de primer nivel en cuanto a relación interpersonal se refiere. La incorporación de Twitter como difusor vertiginoso de la actualidad en sus 140 caracteres o, especialmente, los perfiles de Facebook que mantienen –mantenemos- la mayor parte de los ciudadanos, se han convertido en nuevas ventanas que han cambiado para siempre la forma de relacionarnos.

En mi caso particular, aunque soy partidario –que no fanático- de las nuevas tecnologías, quise esperar un tiempo antes de poner en marcha mi Facebook como alcalde de Valdemoro. Principalmente, porque no considero oportuno dejarse llevar por las modas e iniciar un proyecto como éste sin tener claro tanto su utilidad para los vecinos de Valdemoro como su viabilidad a medio o a largo plazo.

Ahora, cuando ya han pasado varios meses, debo reconocer que me siento muy satisfecho de su funcionamiento –y ello a pesar de saber que no le dedico todo el tiempo que merece- y del soplo de aire fresco que supone mantener un canal directo con las opiniones, consultas, dudas y críticas de los vecinos y vecinas del municipio. Como digo en la bienvenida a mi página, es un medio a través del que, sobre todo, quiero escuchar.

Las personas con las que, de forma habitual, hablo de la actualidad de Valdemoro se han convertido en un elemento de superación que me pone el listón cada vez más alto a la hora de cuidar los detalles en aquellas cosas que pueden pasar desapercibidas en los grandes planteamientos globales, pero que están estrechamente unidas a la calidad de vida. Una farola que no funciona, el horario de alguna instalación pública que puede mejorar, una actividad que puede incorporarse a determinada concejalía… En fin, multitud de sugerencias y propuestas sobre Valdemoro, una materia que nos apasiona tanto a mí como al resto de personas con las que me comunicó en Facebook.

Es inevitable por el actual contexto en el que nos movemos, que gran parte de estas aportaciones tengan un marcado cariz crítico, ya sea por la situación económica global o por la incertidumbre ante el empleo o las políticas de austeridad. Sin embargo, la gran mayoría de las aportaciones destacan por su tono respetuoso y constructivo. De ahí que quiera hacer público mi compromiso de mantener abierto este canal de comunicación y mi agradecimiento a todos aquellos que se dirigen a mí por esta vía, porque me han ayudado a entender mejor esa compleja, cambiante y maravillosa realidad que es Valdemoro.

José Carlos Boza
Alcalde de Valdemoro