“El debate monarquía o república” por Esperanza Fernández

Esperanza Fernández, portavoz UPyD GetafeDesde que se ha producido la abdicación del rey, no salgo del asombro. Los comentarios que estoy viendo estos días inducen a pensar que una buena parte de mis conciudadanos ignoran por completo qué significa eso del Estado de Derecho cuando proponen saltarnos la Constitución y convocar un referéndum anticonstitucional. Una de dos, o ignoran que la propia Constitución establece el procedimiento para su reforma (artículo 168 en el caso que nos ocupa de reforma del título II y el artículo 1.3 del título preliminar) o les da igual y piensan que nos podemos saltar la Constitución y las leyes cada vez que nos plazca. No comprenden que la democracia se basa en el imperio de la ley y lo opuesto es la arbitrariedad, la vuelta al Antiguo Régimen, el desastre.

Pero el problema no es de los ciudadanos, a los que podemos disculpar la ignorancia o la irreflexión, sino de los dirigentes de partidos que están alentando esta histeria colectiva con olvido deliberado de lo que tienen la obligación de conocer muy bien. Que partidos que se dicen democráticos estén liderando esta reclamación de un referéndum que saben inconstitucional es para indignarse, aunque de referendums ilegales ya llevemos oído suficiente como para estar curados de espanto.
Hemos podido leer también comentarios pidiendo un referéndum consultivo, lo que me parecería un gasto inútil si algún día se decide hacer, como paso previo, teniendo en cuenta que los sondeos de opinión o encuestas ya orientan bastante bien para decidir el momento de plantear la reforma constitucional. Lo que sabemos por ellos es que el prestigio del jefe del Estado y la monarquía ha caído estrepitosamente con los escándalos, como es lógico. Sin embargo, eso no se traduce en que haya una mayoría de partidarios de la república frente a la monarquía como forma de Estado y no parece que los que están llevando la reivindicación de ese referéndum, guillotinas incluidas, vayan a lograr muchos adeptos teniendo en cuenta lo poco tranquilizadores que son sus formas y sus referentes internacionales, desde Cuba a Corea del Norte, pasando por Venezuela.

También observo con piedad la ingenuidad que lleva a muchos a suponer que acabar con la monarquía significará llegar a la Tierra Prometida, de la que mana leche y miel; que, por arte de magia, nuestros males desaparecerán con la república. Soy republicana pero no cifro en ello la solución a los graves problemas políticos y económicos que tiene nuestro país. Hay muchas prioridades antes que cambiar la forma de Estado. Y cuando se aborde una reforma constitucional de calado, hay que contemplar como prioritarias otras reformas, que tienen una incidencia directa en nuestra economía y en la calidad de nuestra democracia: la estructura territorial para hacer viable nuestro Estado, la redistribución de competencias entre el Estado , comunidades autónomas y ayuntamientos, la fusión de municipios y eliminación de diputaciones, el sistema electoral que consagra la provincia como circunscripción electoral dando lugar a una desigualdad en el voto de los ciudadanos, el inútil Senado, el Poder Judicial y, entre ellas, también puede contemplarse la de la forma del Estado.

Este clamor de determinados partidos por acabar ya con la institución me lleva a pensar en la incoherencia que supone descalificar por arcaica a la monarquía constitucional, posterior a la Revolución Francesa, cuando esos mismos partidos no cuestionan los privilegios fiscales del País Vasco y Navarra, de raigambre medieval, es decir, mucho más incompatibles con la modernidad que una institución de sucesión basada en el parentesco, nada plausible, por supuesto, pero simbólica y sin poderes efectivos. Es más, se diría que hasta miran con simpatía dichos privilegios “territoriales” y comprenden los métodos de que se han valido sus beneficiarios.

En fin, no hay que ser inmovilistas y hay que trabajar por el consenso para lograr las reformas constitucionales que necesita nuestro país, pero tampoco hay que ser oportunistas planteando las cosas con el furor, las prisas y el olvido de lo esencial que vemos en quienes capitanean esta oleada republicana.

 

Esperanza Fernández Acedo
Concejal portavoz del Grupo Municipal de UPyD Getafe
Anuncios

Acerca de SER comunidad Madrid opina en red
Espacio de opinión y debate promovido por Cadena SER Madrid Norte (89.6 FM) y Cadena SER Madrid Sur (94.4 FM), www.sermadridnorte.com, www.sermadridsur.com

8 Responses to “El debate monarquía o república” por Esperanza Fernández

  1. guillefog says:

    Y una cosa más, curiosa frase que someteré a reflexión los próximos días: “ciudadanos, a los que podemos disculpar la ignorancia o la irreflexión”

  2. guillefog says:

    Se me ocurre que la democracia se basa en el imperio de la ley cuando la ley es tolerada y respaldada por la sociedad. Por tanto, no veo qué problema hay en someter a consulta del ciudadano una cuestión tan importante como la manera de ostentar la jefatura del Estado.

    Hacer gárgaras con la palabra democracia sin realmente ahondar en el significado del término es un error.

    Democracia sin el ciudadano, gran reflexi´n.

  3. Rafael says:

    Espero que quienes hablan de respeto constitucional a la vez que llaman inútil al Senado, cuando luego tengan bastantes senadores no consideren su reforma fruto de un furor de la crisis… Políticos, aligerad cargas de las espaldas de quienes trabajamos y sino dejad votad a los jóvenes.
    Tú pudiste votar con 23 años la constitución monárquica, quizá no te gustaba y tuviste que tragar, no lo sé y da igual porque mi madre es juanacarlista y siempre la respeté y me alegré de que pudiera haber votado. Pero ahora que vais a cumplir 60 es turno de la siguiente generación. Mi madre por lo menos siempre esperaba que en el futuro yo pudiera hacer más elecciones que ella que para aspirar a algo siempre tuvo que limpiar una casa más. Felipe va a ser mi rey impuesto por vosotros. Hicisteis muchas cosas buenas pero esta no. La cuna ya no sirve, sirvió en 1978 pero en 2014 chirría por todos lados. Tú al menos tuviste una votación, ahora que se abre la sucesión corresponde votar. Si todo está atado para que eso se gestione por vosotros, lo desataremos tarde o temprano y no serán los viejos comunistas sino la juventud de España. No nos resignamos al panorama político actual. Pensaba que UPyD era una herramienta para cambiarlo pero se ve que no. Aún así sigo deseando que cambie la ley electoral y consigais más escaños, porque es lo justo aunque seais hoy injustos conmigo.

  4. MARIO MARTINEZ AYBAR says:

    Me parece muy buena la reflexión. Tendría que haber más de este tipo y en medios de carácter nacional, para que la gente sepa qué es un Estado de Derecho. Se da más publicidad en los medios de comunicación a las manifestaciones de “miles” (en Madrid 2.000) que a la información que realmente se debería de dar. Enhorabuena Esperanza.

  5. Rafael says:

    Es sábado y mi comentario del viernes a primera hora sigue pendiente de moderación, supongo que saldrá publicado el lunes… Pero la encuesta de Ser Madrid Norte hoy la va ganando el referéndum de calle así que nada más que añadir 🙂
    Tan solo que avisen a los PAGAFANTAS ¡y vaya esa ronda de limón para las INFANTAS!

  6. Manuel R. says:

    Muchas veces echáis mano de las comparaciones con Cuba, Corea del Norte, etc. Supongo que por falta de otros argumentos más convincentes. ¿Qué hay de las corrupciones en la casita real y las fotos del rey con sus “hermanos” demócratas árabes?. ¿Y las relaciones con los demócratas chinos?. ¿Hacen falta más ejemplos o es que todo os vale cuando hay dinero de por medio?. Que yo sepa, tomando un café cambiasteis un artículo de la constitución por que interesaba. ¿Ya hemos agotado el cupo de cambios? ¿No hay algo que os interese cambiar a la vista?.
    Yo si que no salgo de mi asombro….ni de mi indignación.

  7. Rafael says:

    No salgo de mi asombro ante quienes tachan de ilegal el debate sobre aceptar que Felipe de Borbón sea Rey por ser ‘el hijo de’, cuando si esto ocurre es por una ley a medida y no por la voluntad popular. Pensaba que UPyD era más progresista y no admitía razones de cuna.

    No olvidemos que si Felipe en lugar de ser una persona preparada con el dinero de todos fuera un zopenco sería Rey igualmente por la misma ley que reparte dinero a ‘infantas’… Por cierto, muy significativo eso de que “la monarquía constitucional es posterior a la revolución francesa” para justificar el concepto de “monarquía moderna”. Queda bastante claro que UPyD se posicionará allí donde las encuestas le requieran con tal de seguir tragando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s